El mercado del alquiler se pone en números de ‘burbuja’

Los precios de la vivienda en alquiler en Alicante ciudad son superiores a los que se registraban antes del estallido de la crisis en 2008.

Según un estudio realizado por Idealista, arrendar una vivienda en la capital de la provincia en estos momentos ya resulta más caro que en plena burbuja inmobiliaria. Sólo durante el último año el alquiler medio se ha disparado un 11,6%, según el citado portal.

Los precios de la vivienda en alquiler en Alicante ciudad son superiores a los que se registraban antes del estallido de la crisis en 2008.

La compra de casas para alquilar y el turismo presionan el sector inmobiliario.

Alicante es una de las pocas capitales de provincia de España cuyo mercado del alquiler de viviendas puede decir que ha superado la crisis. Hasta el punto de que los precios medios que se pagan ahora por arrendar un inmueble ya están por encima de los máximos que se registraban en años anteriores a la crisis, situación que no se repite ni en Valencia ni en Castellón.

En Alicante se experimenta un incremento del sector del alquiler. El temor a meterse en hipotecas, empuja a jóvenes y familias al alquiler; la compra de viviendas como inversión  para obtener una rentabilidad (6,4 % de media) dado los bajos intereses bancarios, y el tirón del turismo, que ve en el arrendamiento de casas una alternativa cómoda y atractiva para pasar sus vacaciones, son algunos de los factores que están incrementando la actividad.

Se imponen varios retos en el sector de entre los que destacaremos:

1.- La necesidad de «poner las luces largas», esto es, legislar y planificar a largo plazo, mejorar la seguridad jurídica. En la actualidad hay cierta parte de propietarios que dada una jurisprudencia excesivamente proteccionista para los “malos” inquilinos, ven con recelo la posibilidad de poner en el mercado de los alquileres sus pisos vacíos. Un cambio en la legislación podría incrementar la oferta en este sentido.

2.-Aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías. Tener una base actualizada, veraz y amplia, favorecerá la competencia y la facilidad de intercambio entre arrendadores y arrendatarios.

3.- La especialización la consolidación de las nuevas empresas que se profesionalicen, aportando su experiencia para estabilizar el sector tanto en los momentos de sobrecalentamiento, como en los momentos de ciclo bajista.

4.- En cuanto al mercado de los pisos turísticos, sería interesante separar esta oferta del resto del mercado de alquiler. Para ello aquellos pisos que se ofrezcan como apartamentos turísticos, únicamente serán alquilados por un plazo máximo de 90 días al año. Esta idea fue puesta en la práctica en San Francisco, incrementando la oferta en el mercado del alquiler habitual y terminando con esa especulación.

***Javier Bodí es miembro de la Junta del Observatorio Económico de la Provincia de Alicante.

https://www.esdiario.com/885993188/El-mercado-del-alquiler-se-pone-en-numeros-de-burbuja.html

OEA
OEA